Guía de instalación de Debian 10 Buster

Fondo de pantalla oficial de Debian 10. Copyright 2018 Alex Makas (GPL-2.0+)

Hoy ha llegado Debian 10 «Buster». Lo ha hecho cargado de novedades y nuevos paquetes. Aunque puedes actualizar desde la versión anterior, te recomendamos que hagas una instalación limpia. Aquí te mostramos una guía paso por paso sobre cómo instalar la nueva versión de Debian con el instalador en red, ya sea que te hayas decidido a probar este sistema operativo o quieres actualizar una versión antigua. Aunque con esta nueva versión de Debian tenemos un nuevo instalador mucho más fácil de utilizar, Calamares. Te animamos a que lo pruebes.

Descarga Debian Buster

El primer paso antes de nada es descargarse la imagen de instalación desde la página oficial. Te recomendamos que escojas la «Imagen pequeña para CD o memoria USB». Tiene un tamaño menor al resto, para que quepa en una memoria, aunque luego el instalador se descargará los paquetes necesarios que hayas elegido durante el proceso de instalación según necesite. Esto garantiza descargarse los mínimos datos posibles.

Flashea la imagen en una memoria USB

El siguiente paso es quemar la imagen en un dispositivo USB. Para flashear una memoria existen multitud de programas gratuitos y de código abierto. Uno de los más sencillos es SUSE Studio Imagewriter. Está disponible para Linux, Windows. Si este programa no te funciona, puedes probar con Etcher.

Sigue las instrucciones de los enlaces para flashear la imagen.

Configura la bios para que arranque por USB

Este paso dependerá de tu ordenador, y no lo vamos a mostrar aquí porque cada fabricante usa una bios distinta. Lo que debes realizar es configurar la bios del ordenador para que use en el arranque una memoria externa como primera alternativa.

Inicia el sistema

Antes de encender el ordenador, conecta el dispositivo USB que anteriormente has quemado. Si todo va bien, deberá darte la bienvenida el Instalador de Debian.

Instalador de Debian

El método más sencillo para instalar el sistema es usar el Instalador gráfico. Comprueba que está seleccionado y pulsa la tecla Enter. Ahora procederás a configurar e instalar el sistema.

Instalación y configuración

Lenguaje y localización

Lo primero que tendrás que configurar será el lenguaje. Desplázate hacia abajo hasta encontrar Español, selecciónalo y pulsa en Continue (Continuar). A partir de ahora todos los texto aparecerán en Español.

Ahora escoge el país o territorio en el que te encuentres para poder configurar la zona horaria, y vuelve a pulsar en Continuar (dejaremos de decir «continuar» en el resto de los pasos). Vuelve a escoger Español en el caso de que uses un teclado adaptado a nuestra lengua, que será lo más seguro.

Red

Después de que se instalen algunos componentes, pasarás a configurar la red. En el nombre de la máquina, escoge un título descriptivo para ponérselo al sistema. No te preocupes si luego te arrepientes, que es posible cambiarlo.

A continuación te preguntará qué nombre de dominio quieres ponerle al sistema. Este paso es opcional y puedes saltártelo perfectamente.

Usuarios

El siguiente paso es introducir la contraseña de superusuario. Esta debe ser segura y contener números, símbolos y letras en mayúsculas y minúsculas. Será la contraseña con la que realizes las tareas de administración, por lo que no se te debe olvidar.

Luego pasarás a crear la primera cuenta de usuario. Introduce el nombre completo de la persona que la vaya a utilizar y después el nombre de usuario, sin espacios y en minúsculas. Al igual que con la cuenta root, tienes que ponerle una contraseña.

Reloj

En este paso tienes que escoger el territorio en el que te encuentres dependiendo del idioma que seleccionaste anteriormente.

Particionado del disco

El particionado del disco es uno de los pasos donde tienes que prestar más atención, ya los errores no se pueden corregir una vez que se haya borrado el disco. Si tienes conocimientos medio-avanzados sobre Linux y las particiones del sistema operativo, puedes elegir hacerlo de forma Manual. Aquí te recomendamos que elijas la opción «Guiado – utilizar todo el disco» en el resto de los casos.

Esta opción borrará todos los datos del disco para instalar únicamente Debian. En el siguiente paso, escoge el disco donde quieres instalarlo (en el caso de que haya más de uno).

Ahora deberás elegir cómo distribuir las particiones. Escoge «Separar la partición /home«. Esto hará que puedas actualizar posteriormente el sistema operativo (incluso usar otro SO) sin tener que borrar tus datos personales.

Si estás satisfecho con el resultado, marca «Finalizar el particionado y escribir los cambios en el disco» y, tras confirmarlo, se borrará todo lo que haya en el disco.

Instalación del sistema

El sistema base comenzará a instalarse y al acabar pasarás a configurar APT, el gestor de paquetes de Debian. En la opción «¿Desea analizar otro CD o DVD?» escoge No.

En el siguiente paso marca «España» para buscar un servidor de paquetes que se encuentre cercano a ti, que tardará normalmente menos en descargarse los paquetes. La siguiente opción déjala como está, en «deb.debian.org«, que garantiza la máxima velocidad.

Si utilizar un proxy para acceder a la red, es el momento de configurarlo. En caso contrario, déjalo en blanco.

Después te hará unas preguntas sobre si quieres usar software no libre. Es posible que algunos de los componentes de tu ordenador necesite drivers propietarios. Para curate en salud, acepta usarlo.

El instalador te preguntará si quieres enviar anónimamente datos sobre los paquetes que utilizas. Escoge la opción que quieres y continua.

Con el sistema que estamos instalando, solo podremos usar la consola del sistema. A no sea que estés configurando un servidor, querrás usar un entorno de escritorio. Marca «Entorno de escritorio Debian» y escoge el que prefieras. En mi caso, usaré KDE Plasma.

Ahora toca esperar y esperar ha que se descarguen e instalen todos los paquetes necesarios, que serán más o menos dependiendo del entorno que hayas escogido.

Instalar el cargador de arranque

El cargador de arranque permite elegir entre los sistemas operativos instalados al iniciar el ordenador. Como estamos instalando Debian como único sistema operativo, escoge a «Instalar GRUB en registro principal del arranque«. Ahora te pedirá que marques el disco duro donde deseas ponerlo.

Finalización de la instalación

Si todo ha ido bien, ¡enhorabuena! Has terminado de instalar Debian.

Cuando pulses en Continuar el ordenador se reiniciará. Acuérdate de desconectar la memoria USB que contiene el instalador, y te dará la bienvenida el cargador de arranque.

Puedes esperar los cinco segundos de margen que da el cargador o pulsar Enter para iniciar el sistema directamente.


Si te ha sido útil el artículo o te ha gustado, ¡compártelo!

Etiquetas: