Linux 5.7 llega con nueva implementación del sistema de archivos exFAT y mejor gestión de tareas en sobrecargas

Linux 5.7 fue lanzado oficialmente ayer con numerosos cambios y novedades, sin olvidarnos de las habituales correcciones de errores y fallos de seguridad. Veamos las novedades más destacadas.

Mejor rendimiento para el programador de tareas

Cuando la CPU se calienta excesivamente, se reduce la frecuencia del procesador para que realice menos operaciones y así bajar su temperatura. Hasta ahora, el programador de tareas no tenía en cuenta si un núcleo estaba capado o no a la hora de distribuir los procesos. Con el cambio, este ahora conocerá si se ha reducido el rendimiento del procesador para organizar mejor las tareas y mejorar así el rendimiento.

Planificador de frecuencia invariable

En CPUs con soporte para frecuencias variables, es posible que esta no esté funcionando a su máxima frecuencia, haciendo parecer que está más ocupada de lo que realmente está para un mismo proceso. Ahora esto se ha corregido para el programador de tareas tenga una vista más real de cómo de ocupada está la CPU.

Nuevo sistema de archivos exFAT

En Linux 5.4 se introdujo soporte para el sistema de archivos de Microsoft exFAT, basándose en una implementación antigua. Este ha sido sustituido por una nueva procedente de Samsung, la misma que utiliza en sus productos.

Otros

Otras novedades incluyen mejor soporte para futuros procesadores Intel, adición de las tarjetas gráficas Intel Tigerlake y otros dispositivos varios que no funcionaban.

Puedes consultar más información de la nueva versión en Kernelnewbies.